Martagina al Pinar de Tábanos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Iniciamos el recorrido en el camino de Martagina, que sube por la arista de la loma que separa los arroyos de Alcorrín y Martagina, desde la N-340 en la urbanización Aldea Hills. 

 

Es recomendable observar con detenimiento las plantas de las riberas del camino, sobre todo en primavera, pues, tras algunas nuevas promociones urbanísticas, entre érguenes, aulagas, zarzaparrillas, lentiscos y majuelos, nos puede sorprender alguna orquídea. 

Después de  un kilómetro de subida llegamos a una terraza ocupada por algunas casas de campo y chalés; el camino se bifurca, nosotros seguimos por el camino de Martagina con una nueva subida que nos llevará a Los Castillejos: un cerro cercado por una sucesión de alcores que resultan ser los derruidos bastiones de una impresionante fortificación del segundo milenio antes de Cristo. 

Este lugar nos ofrece, además de este importante yacimiento del Bronce, unas espectaculares vistas de la costa. Nuestro camino ahora se ve cruzado por la vereda de San Roque, habremos recorrido entonces dos kilómetros y medio; seguimos por pendiente y cruzamos la autopista para continuar por la vereda de la Cañada del apartadero o Camino del Tesorillo. 

Esta vía pecuaria se abre paso a través de monte bajo por los Llanos de Tábanos y el pinar; fue muy utilizada para el transporte de caña de azúcar desde el valle del Guadiaro hasta el Ingenio de Sabinillas. 

 

Un kilómetro y medio más adelante y a nuestra derecha podemos andar un poco el camino de Honda Cavada o el de Lobato para asomarnos al pantano del Cautivo (Lago Pajaritos), zona de paso en la migración de patos salvajes. Volviendo a la vereda de la Cañada del Apartadero continuamos unos metros para adentrarnos en el pinar. 

 

Dejamos atrás una vieja casona rodeada de corrales y establos y sombreada por un pequeño grupo de alcornoques. 

 

El ganado campea a sus anchas en los restos de un pequeño bosque de pino piñonero (pinus pinea) de  los años 1912 y 1916. Aunque muy reducido por los incendios, el pinar se abre paso lentamente a través de un importantísimo proceso de regeneración espontánea: son muchos los brotes y pies jóvenes que crecen a la sombra de las aparasoladas copas de los más viejos. 

 

Su sotobosque está compuesto por especies como coscoja, sabina, retama, escobón, aulaga, érguen, jaras, jaguarzo, olivilla, mejorana, tomillo, romero, palmito, matagallo…

 

También aparecen dispersos algunos alcornoques, encinas, acebuches, algarrobos y eucaliptos.  Lagartos, salamanquesas, culebras, meloncillos, jinetas, topos, ratoncillos, mochuelos y búhos permanecen ocultos.

Seguimos al sur por el camino del pinar. 

 

El paisaje de monte bajo, despejado, ofrece una bonita panorámica del valle del Guadiaro. Unos mil ochocientos metros más adelante, antes de tomar al nordeste la Vereda de San Roque, se nos ofrece una vista inmejorable de la costa gaditana, el Peñón de Gibraltar, la sierra de Los Barrios, de Tarifa y Algeciras, La Almenara y Carbonera de San Roque, y África (una panorámica que realmente merece ser inmortalizada).

 

Al sureste, el alcornocal de la loma del Negro, resto de los alcornocales de Cádiz. Cruzamos el túnel de la autopista y subimos hasta el camino de las Huertas de Martagina, a la derecha, y que discurre a media ladera en el margen izquierdo del arroyo  a lo largo de mil setecientos metros  ofreciendo una bonita panorámica del valle. 

 

En su tramo final, unas viejas casas de piedra blanqueada embellecen el entorno (en esta zona crece en primavera la llamativa Boca de dragón). Llegamos así de nuevo al camino de Martagina e iniciamos la bajada de regreso.

 

Datos Generales:

 

Distancia: 10 Km.  (aprox.)

Tiempo estimado: según el recorrido y modalidad elegida. Es recomendable salir por la mañana

Modalidad: a pie a caballo y en bicicleta de montaña. Es posible hacer el recorrido en coche siempre que no haya llovido recientemente, salvo un tramo de Las Huertas de Martagina que en ningún caso admite el paso de vehículos

Dificultad: baja

Época recomendada: Todo el año, presentando mayores dificultades la estación lluviosa por la proliferación de charcos que pueden llegar a cerrar el paso de algunas sendas

Edificio Mikonos, s.n.
Puerto de la Duquesa
Tel. 952 89 74 34
turismomanilva@ayto-manilva.com